@EduardoSosa



La llegada de un Gallito


En enero de 1944, los hermanos Félix y Jorge García se encontraban de vacaciones en Cúcuta. Ambos pertenecían al cuadro del Litoral que participaba en los torneos de Primera División que se jugaban en Caracas.  También están en busca de refuerzos para el equipo, con la autorización de los directivos, es así como Luis Eduardo Contreras, recio defensa de Cúcuta Deportivo llama su atención y deciden contratarlo. Esta fue la primera trasferencia oficial de un un jugador cucuteño al exterior.  Tal fue el revuelo que levantó esta transferencia que los periódicos caraqueños comenzaron a tener demanda en la ciudad fronteriza y los futbolistas de la zona soñaban con jugar en los equipos del torneo caraqueño (1).

Dos expulsiones en un mismo juego


Dos años después (03.02.1946), ya en su tercera temporada en el fútbol caraqueño, “Gallito" Contreras, como era conocido desde sus tiempos en el Cúcuta, disputaba el segundo partido de la temporada de 1946 con su equipo el Litoral. En este enfrentamiento contra el Unión, el equipo salado arrancó imponiendo condiciones, los primeros 20 minutos fueron de dominio intenso del cuadro varguense, unas veces la falta de puntería y otras las atrapadas del portero unionista, Miguel Sanabria, habían impedido la apertura de marcado. A partir de ese momento las cosas se invirtieron y fueron los del Unión quienes atacaron, aprovechando mejor sus oportunidades. En una de esas acciones el peruano Del Valle pasa el balón a Mendoza quien desde la punta derecha realiza un centro  que es aprovechado por Rafael González (Gonzalito), para de cabeza y ante la falta de coordinación entre el defensa Gallito Contreras  y portero Expósito del Litoral, lograr el 1-0.

Para  el segundo tiempo, Exposito incurre en una jugada que el árbitro Irure interpretó como falta y decretó la pena máxima (La nota del juego no explica como fue la jugada). A partir de ese momento se acabó el fútbol, Contreras insultó al árbitro y este lo expulsa, esto “acaloró” de tal forma a su compañero Morales que la emprendió a patadas y puñetazos contra el árbitro, siendo también expulsado, sin embargo Gallito no salió del terreno. Se cobra el penal y Exposito lo contiene, Gonzalito carga contra l este y eso basó para que Peña (Roque) y Contreras (de nuevo) la emprendieran a golpes contra el jugador unionista. Irure expulsa a ambos jugadores que se niegan a abandonar la cancha, el juego se detiene y Litoral amenaza con abandonar el campo, finalmente sólo Contreras lo abandona, luego de su “segunda” expulsión. No hubo más goles en el partido pero si muchas fricciones entre los jugadores.



Fuentes:
(1) El deporte cucuteño desde 1900 hasta el 2000
Revista Mundo Deportivo